Como bien prometí hace más o menos una semana, mi siguiente crítica sobre películas de cine iría dirigida a la última película dirigida por uno de los mayores maestros y genios que existen en el cine actual, Christopher Nolan. Este director, guionista y productor inglés de 44 años nos ha regalado, sin ningún tipo de duda, algunas de las películas más innovadoras y atractivas de la última década. Como director no le pongo ningún pero, aspecto que no comparto en el de productor o guionista, pero hoy únicamente resumiré su trayectoria como “maestro de ceremonias” de películas tales como la The Dark Knight Trilogy, Inception (Origen, al menos una traducción adecuada al español no como la gran White Noise (Más allá)) y Memento.

Inicié mi andadura como seguidor del cine de Nolan al ver esta última película, no en el momento de su estreno, sino unos años después. Esta película, altamente recomendable si no la habéis visto, ya da muestra del gran futuro que le esperaba como director. Y que mejor manera de probarlo que The Dark Knight Trilogy. Sin ningún tipo de dudas calificaría estas tres películas de Batman como las tres mejores películas sobre superhéroes que he visto, destacando sobre todo la obra de arte de The Dark Knight, donde la actuación del extraordinario Heath Ledger como Joker tiene mucho que ver. Entre medias de Batman Begins y The Dark Knight, le dio tiempo a hacer una contribución a la que considero muy infravalorada: The Prestige con Christian Bale, Hugh Jackman y Scarlet Johansson. Otra película altamente recomendable para todos si no habéis tenido la oportunidad de verla. Este prolífico director no podía quedarse de brazos cruzados entre The Dark Knight y The Dark Knight Rises y nos concedió el privilegio de dirigir una película como Inception, para mi gusto su mejor película como director junto con The Dark Knight, debido a la complejidad e innovación de la historia que nos presenta. Después del estreno de The Dark Knight Rises en 2012, todos los seguidores del cine estábamos impacientes por ver con que nos sorprendería en su siguiente contribución. He ahí que aparece Interstellar en escena.

El reparto de la película también invitaba al optimismo con Matthew McConaughey, Anne Hathaway, Jessica Chastain y Michael Caine a la cabeza. Hasta recibir el Óscar por Dallas Buyers Club y verle en True Detective, aunque también es recomendable una película que no sé si se llegó a estrenar en España titulada Mud, a Matthew McConaughey se le conocía en España como el novio mazado de Penélope Cruz hace unos años. ¡Qué honor! Menos mal por él que recondujo su carrera para llegar a los papeles que está realizando hoy en día. A los otros tres miembros principales del reparto no los tengo que presentar en detalle, además de que, sobre todo ellas dos, son de mis actrices favoritas. También veréis en la película a un hombre que, según la opinión de Ricardo y mía, se ha hinchado en los últimos tiempos a comer Tigretones como es Matt Damon. Cuídate un poco Matt que por lo que tengo entendido vas a hacer otra película de Jason Bourne.

Después de una introducción algo larga al director y al reparto, voy a mi opinión sobre la película sin entrar mucho en detalles porque quiero que todos vosotros la veáis. Interstellar tiene todos los ingredientes que una película, sobre todo de ciencia-ficción, podría soñar con tener. Excelente en la técnica, una historia altamente atractiva y un paraíso visual que permite a Nolan lucirse, no sólo como director, sino como visionario. Como bien he comentado con muchos amigos que la han visto, no habrá nadie que se quede en una opinión intermedia con esta película, o bien le encantará o bien la odiará. Yo me encuentro en el primer grupo como bien habéis podido comprobar. Desde mi punto de vista, la gente que no valore a la cinta ahora probablemente lo haga en unos años y después de un segundo, tercer o infinito visionado. Es una película que fluye de una manera prodigiosa pese a sus 169 minutos de duración, narrando la historia de un grupo de astronautas que intentarán salvar a la especie humana de la desaparición buscando nuevos planetas donde habitar, debido a que estamos agotando los recursos naturales que tenemos en la Tierra. Para ello se adentrarán en un viaje espacial que les llevará a lugares actualmente inexplorados, con abundantes explicaciones científicas basadas en la Teoría de la Relatividad y teorías de Kip Thorne, que la harán en algunos momentos un tanto abstracta para parte de la audiencia. Pero para eso estamos aquí, para ayudar a esa parte de la audiencia y que consigan apreciar la película en la medida que lo merece. He aquí una pequeña clase de “dimensiones” y coordenadas para todos los públicos.

En nuestra vida diaria tenemos tres dimensiones, y para verlo de una manera más clara y desde vuestras propias casas, digamos que ahora mismo estáis en el piso de un edificio que está dentro de una calle que a su vez se encuentra formando parte de una manzana. He ahí vuestras coordenadas x, y, z. Pero si ahora mismo, 22.30 de la noche de un sábado decidís quedar con un amigo en algún lugar de vuestra ciudad, siempre tenéis que añadir una cuarta coordenada de gran importancia, el tiempo. Jamás quedaréis a una hora sin dar el lugar donde quedáis, o viceversa. Con esto queda claro que vivimos en un mundo en el que necesitamos cuatro coordenadas. Pero hay una diferencia fundamental entre estas coordenadas. Las tres primeras puedes variarlas libremente, ya que puedes caminar hacia la izquierda y derecha, hacia adelante o hacia atrás, e incluso hacia arriba y hacia abajo. Sin embargo, somos “esclavos” de la cuarta coordenada. No tenemos acceso al pasado, ni tampoco tenemos acceso al futuro, pese a todo lo que nos contara Marty McFly en Back to the Future. De esta manera, podemos imaginar que si vamos a una nueva dimensión, no es totalmente irreal el pensar que podríamos movernos en la coordenada del tiempo como en nuestra vida normal hacemos con el espacio. De esta manera podríamos entrar en cualquier momento de nuestra vida y cambiar eventos que han ocurrido en ella.

Espero que con este último párrafo parte de la película, o al menos parte de la ciencia en la que se basa la película de Interstellar, quedé explicada para todo el mundo.

Sin más que escribir, simplemente os invito a ir al cine a la mayor brevedad posible y ver esta película. ¡A disfrutar!

Anuncios