Como el título del post bien indica, estos dos viajes fueron de un ocio total, a finales de mayo y principios de junio, respectivamente.

El primero de los planes tuvo lugar durante el último puente vacacional que disfrutamos en Bélgica durante el mes de mayo. El clima estaba siendo muy benévolo con nosotros durante la segunda mitad del mes, y no parecía que fuera a ser menos durante la última semana de mayo. Las previsiones meteorológicas incluso nos ponían los dientes largos, con temperaturas que rondarían los 30 ºC. Y entonces, y gracias al buen hacer y capacidad organizadora del grupo, surgió la idea del kayak en Dinant, que recibí con gran alegría durante mi estancia en Salamanca durante ese fin de semana.

Pues, dicho y hecho. El lunes 28 de mayo por la mañana estábamos emprendiendo camino hacia Dinant para comenzar nuestro día de deporte acuático. Al llegar allí, comprábamos que la gran idea de aprovechar esos días de sol y calor para ir a hacer kayak se le había ocurrido a una cantidad ingente de personas procedentes de todas las partes de Bélgica. En estos kayak había la posibilidad de elegir varios recorridos, y en nuestro caso, si no me equivoco, fue el de 12 kilómetros.

Después de un comienzo suave debida a la cantidad de gente, con lo que había un “tráfico” en el agua terrible, y sobre todo debido a que la inmensa mayoría éramos novatos en estas lides, los primeros kilómetros se tornaron demasiado lentos, por lo que también aprovechamos para darnos unos pequeños chapuzones en el camino. A lo que nosotros creíamos que era la mitad del camino, decidimos parar para tomar una cerveza y tomar un merecido descanso después del “esfuerzo” inicial. La sorpresa llegó al observar un mapa que indicaba que nos faltaba más tramo del previsto, con lo que en la segunda parte, y demostrando ya nuestras buenas aptitudes en el arte del kayak, realizamos el recorrido en un tiempo mucho menor.

Una vez terminado el ejercicio físico, nos dirigimos a Dinant, de la que vimos la zona cercana al río, cenando en uno de los restaurantes que allí se encontraban. La zona es bastanta bonita en lo que a naturaleza se refiere.

Si esta ración de ocio no fue suficiente, esperad al siguiente post.

Anuncios